Diferencia Entre Fiador Y Obligado Solidario

De esta manera, el aval solidario se responsabiliza de la deuda en el momento en que el deudor sea con la capacidad de satisfacerla. Se da con relativa frecuencia el en el caso de que una entidad bancaria conceda un préstamo hipotecario a varios prestatarios solidarios, con el objetivo de pagar el precio de la vivienda adquirida por uno. La razón de estas líneas estriba en la preocupación que suscita la alegría con la que, a veces, se suscribe el contrato por parte de los coparticipes, en general unidos por vínculos de familia, sin que en las minutas al empleo figure ninguna previsión sobre el modo perfecto de conseguir la restitución en el supuesto de abonar el préstamo un codeudor del cliente. Este término de deudor solidario también se conoce en el planeta jurídico por el nombre de codeudor.

Se trata, por tanto, de una medida cautelar que no necesita tener la intención del moroso. Así como el deudor solidario puede ser compelido a pagar la totalidad de la obligación solidaria, igualmente el fiador puede ser obligado a abonar la deuda primordial. Primeramente se hace necesario determinar lo que es un contrato de fianza, sobre esto podemos definirlo como un contrato por medio del que un individuo llamada fiador se ordena en oposición al acreedor de otra persona a cumplir con las obligaciones del moroso si este no las satisface. Como ahora te hemos adelantado en líneas precedentes, elavalista personal y solidariotiene exactamente las mismas responsabilidades que el deudor en el momento en que este incurre en impago.

Las que sean personales y las personales de los demás en la parte de deuda de que éstos fueran causantes. A fin de que el o los acreedores puedan reclamar a alguno de los deudores el cumplimiento total de la obligación, ha de estar de manera expresa preciso por la ley o contrato. Por este motivo, antes de obligarte como fiador en un contrato bancario, es primordial que sepas, no solo al moroso y su solvencia económica, sino asimismo, las secuelas que puede tener la renuncia a estos provecho. Los miembros del conjunto solidario tratan de cerciorarse de que cada uno abone sus cuotas en tanto que si alguno de ellos no pudiese enfrentar la devolución del préstamo, el resto tendría la obligación de llevarlo a cabo. Además, en caso de incumplimiento del reembolso, a todos los miembros les sería difícil obtener financiación en el futuro.

El moroso solidario pertence a las tipologías mucho más usuales de deudores y por consiguiente es necesario entender todo cuanto esta figura implica. Ser moroso solidario significa responder junto con otro moroso por la obligación conseguida por la parte de éste. La figura del deudor solidario es muy frecuente, sin embargo, se acostumbra confundir con la del fiador que es algo nuevo. Hablamos de un derecho, en virtud del cual, el fiador, no puede ser apremiado a pagar la deuda del obligado primordial, mientras este último disponga de suficientes bienes. Lo que implica que el acreedor deberá agotar esa vía para lograr dirigirse a los fiadores.

Diferencias Entre Avalista, Fiador O Fiador Solidario

No obstante, si el fiador no desea ejercer acción en contra el deudor primordial, estaríamos en presencia de una donación indirecta. El fiador está obligado a pagar la deuda del otro, mientras que los deudores solidarios, frente al acreedor, están obligados por su propia deuda. En la situacion de la fianza, el fiador o fiador solidario, es siempre y en todo momento un moroso subsidiario, es decir, su obligación no es exigible sino en el momento en que el moroso principal no satisface la deuda, pero en la situacion del moroso solidario este es el moroso primordial, y por tanto su obligación no presupone el previo incumplimiento del otro. No genera efectos reales, en tanto que el acreedor no posee derechos reales sobre los recursos del fiador. El contrato de fianza solo constituye una garantía personal y no real, aun en el momento en que el patrimonio del fiador se vea afectada por el incumplimiento del moroso.

En algunos casos brotan dudas por el hecho de que muchas personas asocian la figura del moroso solidario como un fiador, y sin embargo, no es lo mismo, puesto que hay varias diferencias entre los dos conceptos. La diferencia primordial entre ellos se encuentra en el nivel de compromiso que se adquiere con relación a la deuda. El deudor solidario responde frente ella de la misma manera que nuestro deudor primordial, mientras que el fiador, aun cuando la fianza se forma con carácter solidario, es meramente un respaldo para cuando el moroso no cuente con los elementos necesarios para poder pagar o responder con sus bienes frente ese impago. En el momento en que una persona acepta ser codeudor está consiguiendo plena compromiso entre la entidad que hace o ejecuta el préstamo y el deudor, puesto que esa compromiso es al mismo nivel que la del moroso principal. Por consiguiente esto supone un enorme beneficio para el propio acreedor, en tanto que no cuenta solo con una única persona que responda por ese préstamo, sino más bien con dos.

Ilp Abogados

Ahora bien, es importante tener en consideración, que se puede constituir fianza sin la orden del deudor, esto lo podemos ver precisamente en el producto 1807 del Código Civil Venezolano. La obligación del fiador es cumplir con la obligación contraída por la parte del deudor, esto es, que si el moroso no cumple. Los bancos y entidades financieras que emiten préstamos personales con garantía jamás solicitan que el aval sea una fianza en tanto que no es lógico pedir dinero a alguien que está adquiriendo un préstamo. Por este motivo, además de admitir un bien como garantía de pago, el aval mucho más habitual que se requiere es el solidario.

De la misma manera que si un amigo o un familiar nos solicita responder como codeudor cuando firmamos un préstamo para la compra de un vehículo. Si en un instante particular no respondemos por el pago de las cuotas del mismo, el codeudor se ve en la obligación de pagarlas y solucionar la deuda, en tanto que sus obligaciones frente a ese impago son exactamente las mismas que el deudor principal. O aun, siendo codeudores, el acreedor va a poder directamente dirigirse contra alguno de ellos. Según el Código Civil, exactamente la misma el deudor solidario tiene que contestar por el otro deudor cuando este no paga, asimismo está legitimado para poder hacer una reclamación al resto de deudores en el momento en que no pagaron su parte. En otras expresiones, el moroso que logró el pago para extinguir la obligación, puede reclamar a sus codeudores la parte que a cada uno le correspondía abonar, mucho más los intereses del anticipo.

Por ello se debe tener bastante precaución en el momento en que alguien, por amiguísimo o familiar que sea, nos ofrezca o nos necesite para poder figurar como moroso solidario por su préstamo o deuda. Entender bien los peligros y obligaciones que un deudor solidario asume cuando firma este género de responsabilidades son indispensables para luego no llevarse sorpresas por el camino o incluso poder arruinarse. Además de esto, ser moroso solidario tiene otra implicación práctica muy a tomar en consideración y es que al ser codeudores y tener las mismas condiciones que los deudores primordiales, pueden ser reportados a las centrales de riesgo en el caso de mora. A veces por procurar realizar un favor, las ocasiones y relaciones se han difícil, por ende siempre y en todo momento es mejor informarse, tener el consejos legal de profesionales del ámbito jurídico si hiciera falta y saber todos los datos de esa transacción por la que se marcha a responder como deudor solidario. La subsidiariedad piensa la presencia de un determinado orden de responsabilidad, en el que el fiador queda obligado a accionar en caso de que no lo realice el obligado primordial. Implica que el incumplimiento del deudor debe generarse con carácter previo, quedando su posición postergada a un background respecto al que ocupa el moroso principal.

Reclamación Del Acreedor Al Deudor Solidario

En la fianza un tercero se ordena por el deudor primordial adjuntado con él sin sustituirlo, en la novación por cambio del deudor la obligación del deudor original se extingue y es sustituida por la obligación del nuevo deudor. En el momento en que nos disponemos a alquilar un piso, solicitar un préstamo o contratar una hipoteca, es posible que nos pidan dar un aval o fiador. Esta condición se incluye en ciertos contratos con el propósito de asegurar el pago cuando su titular no puede llevarlo a cabo. En un chato dogmático, el pago de la obligación caritativa es siempre y en todo momento un pago propio, con lo que de alguna manera la subrogación involucraría una confusión entre la gente del acreedor y deudor y la consiguiente extinción. En una primera aproximación la obligación solidaria presenta una comunicación más intensa entre los pertenecientes de la misma, de la que dan prueba los artículos 1143, 1145.3, 1146 del C.c.

La Figura Del Deudor Solidario

En la situacion del fiador solidario, este va a ser responsable de la totalidad de la deuda del deudor primordial en caso de incumplimiento de este. Frecuentemente, el régimen predeterminado en los contratos de préstamo o crédito bancarios es el de solidaridad con el deudor primordial . El carácter subsidiario de la obligación construída por la fianza, como aclara la doctrina, significa un preciso orden en la responsabilidad, ya que la obligación del fiador cumple una función de refuerzo de la obligación principal. Este orden se traduce en la subsidiariedad de la responsabilidad del fiador respecto de la del moroso principal, como se desprende del art. 1822 CC, según el cual el fiador sólo paga en el caso de que no lo realice el deudor primordial, ajeno de si existe o no beneficio de excusión. Es cierto que el art. 1822 CC añade que si el fiador se obligare solidariamente con el moroso principal, se observará lo que el CC dispone a propósito de las obligaciones mancomunadas y solidarias (arts. 1137 y ss CC) pero ello no significa que en tal caso la fianza deja de ser accesoria y subsidiaria. O sea, si bien el fiador se obligue solidariamente, si bien haya renunciado al beneficio de excusión, si bien a veces se haya afirmado que en este caso y al menos en el aspecto de afuera en oposición al acreedor el fiador está igual que el moroso solidario, sigue habiendo diferencias entre el fiador y el moroso solidario.

Efectos De La Fianza Entre Cofiadores

Por otro lado, la subrogación, que esta en disposición de tener repercusión sobre terceros, no semeja que se compenetre bien con un genuino proceso de liquidación como el que puede comportar la solidaridad, verbigracia, a raíz de no haber aducido las excepciones personales de los codeudores. El art. 1210 de nuestro código para empezar se restringe a presumir la subrogación, en consecuencia, aparenta ser de índole usual. Esto supuesto, va a haber que acordar que el descuento de la porción confundida supone que quien paga es deudor en esa proporción. Afirma que la solidaridad va a poder existir a pesar de que los deudores no estén unidos del propio modo y por unos mismos plazos y condiciones, la fianza, que no introduce al fiador en la obligación principal, necesita que ésta se encuentre validamente constituida( art. 1824 del C.c.) sin que de ningún modo exceda su extensión ( art. 1827 del C.c.). La primera diferencia entre la obligación del deudor primordial y el fiador radica en que la obligación del fiador es, como termina de decirse, auxiliar y subsidiaria.